Ralph Waldo Emerson: confia en ti mismo

Ralph Waldo Emerson (1803 – 1882) fue un escritor, filósofo y poeta estadounidense.

Líder del movimiento del trascendentalismo a principios del siglo XIX, sus enseñanzas contribuyeron al desarrollo del movimiento del Nuevo Pensamiento, a mediados del siglo XIX. He aquí algunos pensamientos del filósofo norteamericano:

– Cree en tu propio pensamiento. Cree en lo que consideras verdad en tu fuero interno. Eso es la verdad para todos los hombres: en eso consiste el espíritu.

 – Lo más recóndito de tu ser será lo que mayor alcance ha de tener.

– Un hombre debería aprender a detectar y contemplar ese relámpago de luz que le atraviesa la mente desde el interior de sí mismo.

– Un hombre se siente cumplido y dichoso cuando ha puesto su corazón en su tarea y ha dado lo mejor de sí mismo.

– Confía en ti mismo. Acepta el lugar que la divina providencia reserva para ti.

 – No existe sociedad que no conspire contra la condición humana de cada uno de sus miembros.

– La virtud más exigida es la aquiescencia. La confianza en uno mismo es aborrecida. – Quien aspire a ser un hombre debe ser inconformista.

 – Lo único correcto es lo que dicta mi manera de ser, lo único equivocado es lo que la contradice.

– Lo único que me concierne es lo que debo hacer, no lo que la gente crea que debo hacer.

– Siempre encontrarás a aquellos que creen saber mejor que tú en qué consiste tu deber.

– El gran hombre es aquel que, en medio de la multitud, mantiene con impecable dulzura la independencia de la soledad.

– Ser grande es ser mal comprendido.

– Sea como sea, haz el bien ahora. Desdeña siempre las apariencias, y así podrás hacer el bien siempre. Cada uno de los días previos de virtud contribuye al bienestar de este instante.

– El curso de la historia se resume con facilidad en la biografía de unos cuantos hombres tenaces y decididos.

– El viaje es el paraíso del necio. Hago mi baúl, abrazo a mis amigos, me embarco y, por fin, despierto en Nápoles…Mi gigante (yo) me acompaña allá donde voy.

– Afirma tu personalidad y no imites jamás…Todo gran hombre es único.

 – Haz lo que te ha sido designado, y no esperes demasiado ni te atrevas a demasiado.

– Solamente tú puedes darte paz. Solamente el triunfo de los principios puede traerte la paz.

image_pdfDescargar PDfimage_printImprimir

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*